Safety Car usa cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar nuestros servicios y mejorar tu experiencia, no se utilizarán para recoger información de carácter personal. Necesitamos tu consentimiento para que aceptes nuestras cookies, que podrás eliminar siempre que lo desees.


Calificación:
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Articulo de Peter Windsor (traducido)
#1
Te encuentras entre los árboles, por el interior de la Parabólica, viendo y escuchando - con un énfasis en la música. Las revoluciones a todo volumen, un chillido puro. A continuación una pausa de una milésima de segundo. Y a continuación más revoluciones según juegan con el volante y los frenos, "buscando el momento", como Ayrton Senna solía decir (cuando la gente le preguntaba por qué tocaba el acelerador así) "cuando pueda apretar a tope".

Te metes los tapones de los oidos un poco más adentro; echas un vistazo hacia Ascari, donde un brillo del amanecer ya va dejando paso a un dorado sol italiano.

¡Es rojo!. Y el casco de color azul bebé se divisa enmedio. Fernando mantiene el F2012 nítidamente guardecido a la derecha, paralelo a la línea blanca, según el coche estalla a través del marco de velocidades - la quinta, la sexta y dentro la séptima. Se asienta en el tope por lo que parecen como dos segundos, quizas tres - y entonces mueve el coche rápidamente hacia la izquierda, en aproximación hacia la Parabólica.

Donde otros pilotos se muestran reflexivos, cautos del polvo de la línea (en el caso de Monza, lamentablemente raramente se usa ahora gracias a las restricciones de ruido), Fernando es autoritivamente positivo con sus movimientos. Habla, el Ferrari escucha. Sin tonterías. No vaguea cruzando el trazado en la aproximacion a la Parabólica en una diagonal convencional. Todo es libre de carga y nítido. Su casco se asienta perfectamente a altura de baja resistencia. El Ferrari se muestra consumadamente bello - funcional y rápido - en este dia precioso en Monza.

Así que cuando los problemas surgen - tres de ellos, uno tras otro - motor, frenos, caja de cambios! "Pero que demonios..!" - El mundo Ferrari se inmovilizó. El F2012 ha estado arriba y abajo esta temporada pero nunca fue frágil. Y ahora, aquí, de todos los lugares posibles, parece que todo estaba saliendo. Da lo mismo que el motor y la caja de cambio no fueran parte de un ciclo de carreras y pudiera sustituirse sin penalización. Da igual que los chicos de Brembo rápidamente se hicieran cargo de los frenos. Fernando sólo pudo hacer 17 vueltas por la tarde. En Monza. En prácticas para el GP de Italia...

¿Qué ratios de marchas habrian de escogerse? Qué niveles de carga aerodinámica habría que llevar? Se tenían que tomar decisiones esa tarde de viernes. El Ferrari parecía rápido, el equilibrio bueno, el nivel de agarre alto para un circuito tan rápido; Felipe, en el otro, super-seguro coche, confirmaba estas averiguaciones. Y de esta forma se optó por mantener ese poco mas de carga aerodinámica cuando llego el momento de registrar los ratios con la FIA.

La "pole" - o la primera linea - iba a ser crítica. Alerones delanteros podrían quedar inutilizados en esa primera curva tan ajustada. Fernando necesitaba apuntar por la mejor vuelta posible, incluso si eso signficaba que quizás sufriría el domingo si se encontraba en mitad de tráfico. La pole - o la primera linea - era lo crucial. Estaba muy al alcance de la mano, .. a pesar de los problemas. Registraron una séptima marcha más corta.



Motores nuevos sonaban arriba y abajo el pit lane el sabado por la mañana, porque Monza es un clavo en la agenda que debe ser escrupulosamente observada, un circuito de motor en la más antiguas de las tradiciones.

Y el Ferrari era increiblemente rápido. Más abajo en Red Bull, donde Sebastian Vettel y Mark Webber se quejaban de no tener nada de agarre en comparación con el agarre que tenían en 2011, los pilotos tenían que adaptarse a la solución mas comprometedora de unas marchas alargadas y menos downforce.

"Ahora", comentaba un ingeniero de un equipo rival, "en Red Bull han vuelto al mundo real.."

En McLaren, donde Lewis Hamilton y Jenson Button disfrutaban sus vueltas en el precioso MP4-27As, especificacion de baja resistencia, el ritmo del Ferrari sin embargo continuaba siendo el tema de conversación, el que marcaba estrategia. La clasificacin se convertiría en un apretadísimo asunto. Ferrari contra McLaren. Se la llevaría Fernando, volviendo a recuperar racha. Se la llevaría Lewis o Jenson, McLaren perfecto.

Fernando sintió el problema según hacía su vuelta de instalacion en Q3. La parte de atrás se sintio rara y chapucera. ¿Un pinchazo? Agitó el coche unas cuentas veces, buscando temperatura. Se lanzó desde la recta de pits. Frenó perfectamente en la primera chicane. Salió de los Brembos bien y suavemente, tocó el volante - y la parte de atrás volvió a saltar. ¡Fuera!. ¡Q3 fuera!.

Por radio le oyeron decir algo de un pinchazo. Llevó el coche a los boxes. Y allí sentado. Hablaban y miraban - y entonces llegaron las noticias:

"Fernando. Tenemos una tuerca de la barra de la suspension trasera roto. No podemos hacer nada ahora. Tendrás que salir y ver si puedes subir algún puesto en la parrilla."

A pesar del problema, Fernando hizo lo que a mis ojos se me antojo una vuelta muy buena y limpia. Un poco más nervioso a la salida de Ascari, un poco más reticente a la salida de Parabólica. 1 minuto 25.768 segundos. No pudo subir ninguna posición en la parrilla de salida - empezaría decimo - pero pilotó los c*******s de su bólido hasta el tope, reminiscente de la actuación de Jim Clark en Mónaco 1964, cuando la pieza de la barra en la parte trasera se rompió tambien - y aún así lideró la carrera.

Asi pues Lewis y Jenson se hicieron con la primera línea. Felipe hizo un excelente tercer puesto, por delante del Force India de Di Resta, Michael en el Mercedes, Seb Vettel, Nico y a continuación Kimi en el Lotus-Renault. A continuación se encontraba Kamui Kobayashi en el Sauber y Mark Webber en el otro Red Bull. Por segunda vez consecutiva, Sergio Pérez se encontraba detras de su compañero de equipo. "Me encontré a Bruno en mi última vuelta en la Q2", me comentó al encontrarme con él antes de la carrera. "No me molestó pero perdí carga aerodinámica".

Los Saubers no eran excepcionalmente rápidos en rectas pero se mostraban rápidos en las curvas rápidas - como le pasaba a los Force India. El conocimiento general en el paddock de Monza era que el Mercedes - y los coches con motor Ferrari - disfrutaban de una marcada ventaja. Un examen de las trampas de velocidad de clasificación mostraba a los Lotus-Renault arriba del todo con los McLaren Mercedes, posiblemente en detrimento de algo de carga aerodinámica. Nada, de cualquier forma, este sabado pasado en Monza, era una distracción de la tuerca que sujetaba la barra de suspensión trasera que había fallado en el Ferrari de Fernando. Era un día negro para Ferrari - y doblemente de esta forma por tratarse de Monza. Era un fallo de fabricación, una diminuta falta que se magnificó un millón de veces en el caos de la tarde. Fernando se encontraba donde no quería estar: en el tráfico en la primera curva de Monza.

Antes de la carrera, los pensamientos de Fernando sobre esa primera curva eran "abiertos".

"Decidí esperar a ver como se desarrollaría la salida", dijo más tarde. "Si hacía una buena salida vería donde estaba. Si no, sería otra historia."


Fernando no hizo una buena salida; hizo una gran salida. Y también Felipe. Felipe pasó a Jenson y echó hacia la frenada, agobiando a Lewis. Fernando ganó terreno, encontró un poco de trazado limpio delante y así decidió "ser agresivo". Si eres Fernando no puedes hacer las carreras a medias. Haces la carrera. Salió de la curva lado con lado con Kobayashi. En la siguiente chicane se había hecho con él.

Monza empezó a latir. McLaren o no McLaren, Fernando estaba ahí. No todo estaba perdido. P4 quizás - a lo mejor P3, aunque había que adelantar a muchos coches.

Hubo el drama habitual con Michael. Ahora le cierro, ahora le cierro otra vez. Y entonces, aguantando un poco más atras entrando en la Parabólica, alimenta la potencia justo cuando Michael se ajusta en medio de la curva. Le marca un pase. Mueve antes de lo que espera. Pone el coche ahí. Mira justo hacia delante a la frenada. Frena tarde pero perfectamente. Deja que Michael busque agarre por el interior.

Kimi, en comparacion, habia sido un objetivo mas fácil.

Seb Vettel, sin embargo, no iba a dar nada a cambio - y Fernando no esperaba menos. La temporada pasada Fernando no se lo puso facil a Seb cuando el Red Bull le alcanzó en la aproximación a las curvas Lesmos. Fernando no le cruzó o movió sobre él; al contrario, se situó en el pleno centro del trazado, dando a Seb la opción de pasarle por la derecha o por la izquierda. Según ocurrió, Seb había tenido un momento peliagudo en la hierba en las Lesmos antes de que hiciera el adelantamiento; Fernando no le arrinconó sin embargo - y los comisarios habían visto eso claramente.

Ahora, según Fernando se encontraba detras de Seb, moviéndose un poco hacia la izquierda por aquí, o a la derecha por allá, sintiéndolo, el lenguage corporal de Seb lo decía todo: todo ésto se iba a convertir en un drama.

Fernando esperaba, mareaba y engañaba, esperaba y jugaba y engañaba. Y entonces, arrastrado inexorablemente hacia las curvas Lesmos despues de la salida más lenta de Seb de la segunda chicane, Fernando tambien se movió hacia el exterior. Seb se echó a la izquierda, tomando su línea. Fernando en la hierba, luchó con el volante según levantaba sólamente una mínima fracción. Monza dejó de respirar por un momento.

Fernando se quedó detras y calmadamente apretó el boton de la radio y dijo: "OK. Suficiente.."

Esperaba y jugaba, mareaba y engañaba, esperaba y jugaba, preguntándose si habría dañado el suelo. El coche se sentía con menos agarre en las curvas lentas, un poco menos estable en frenada; tenía que ser super-preciso en absolutamente todo.

Y entonces llego una puerta abierta: Seb ahora "bajo investigacion" aminoraba sensiblemente. Fernando - de nuevo en las Lesmos - ejecutó el adelantamiento. Entonces, por haber sacado a Fernando de la pista, llegó un drive-through para Seb.

Felipe aminoraba para dejar pasar a Fernando; esto nunca se puso en duda - y Fernando era más rapido, en cualquier caso, en la última parte de la carrera con los neumáticos duros. Jenson perdió una segunda posición. Fernando finalizaría despues de todo tan arriba como P2.

O sería el caso? Monza todavía no había soltado su mano negra sobre el fin de semana de Fernando. Los problemas de tráfico de Sergio Pérez en la Q2 le permitieron salir con los neumáticos prime. Llevó el coche en una forma magistral, más incluso que los McLaren, y así acabó las últimas vueltas de la carrera en relativamente frescos neumáticos de opción. Los maximizó. Adelantó a Felipe entrando en la Parabólica donde era quizás entre 7 u 8 km/h más rápido en entrada. Para el desmallo de Monza, hizo lo mismo con Fernando. No había nada que hacer; los neumáticos de opción de Pirelli, en ese momento de la carrera, eran una prima enorme. Para poner el ritmo de Sergio en perspectiva habría que imaginar un GP donde todos los pilotos de la Q3 hubieran tenido posibilidad de llevar los compuestos prime al comienzo y entonces cambiaran a los de opción. Eso es lo que tendría que plantearse Kobayashi al estudiar las diferencias entre su carrera y la de Sergio.

Lewis desde el principio ha sido el piloto que más cara puede plantear a Fernando en el campeonato de 2012, y así quedó probado en Monza, donde recortó 10 puntos a la diferencia con Fernando. I podría haber sido más, mucho más. Fernando después de todo tenía a su afición delante, con la cámara de tv al hombro, su día estaba asegurado. A pesar de todos los problemas del viernes o de la barra en el sábado. A pesar de los ratios de marchas, a pesar del pase de Vettel. Y Monza podría descansar de nuevo.

Está todo silencioso ahora, por abajo en la Parabólica, por abajo entre los árboles y las hojas caídas. La pista está vacía, la basura barrida. El coche rojo, el casco azul bebé ligeramente inclinado hacia atrás, todavía flota en el aire, vívido en la memoria.

Extraído y traducido del artículo de Peter Windsor en GPWeek.
Disculpas por los fallos por traducción o por desconocimientos técnicos
Responder
#2
Fernando es autoritivamente positivo con sus movimientos. Habla, el Ferrari escucha, el Ferrari se muestra consumadamente bello. Antes de la carrera, los pensamientos de Fernando sobre esa primera curva eran "abiertos". Fernando no hizo una buena salida; hizo una gran salida.

Seb Vettel, sin embargo, no iba a dar nada a cambio - y Fernando no esperaba menos. La temporada pasada Fernando no se lo puso facil a Seb cuando el Red Bull le alcanzó en la aproximación a las curvas Lesmos. Fernando no le cruzó o movió sobre él; al contrario, se situó en el pleno centro del trazado, dando a Seb la opción de pasarle por la derecha o por la izquierda. Según ocurrió, Seb había tenido un momento peliagudo en la hierba en las Lesmos antes de que hiciera el adelantamiento; Fernando no le arrinconó sin embargo - y los comisarios habían visto eso claramente.

Y Monza podría descansar de nuevo.

Está todo silencioso ahora, por abajo en la Parabólica, por abajo entre los árboles y las hojas caídas. La pista está vacía, la basura barrida. El coche rojo, el casco azul bebé ligeramente inclinado hacia atrás, todavía flota en el aire, vívido en la memoria.




"Ahora", comentaba un ingeniero de un equipo rival, "en Red Bull han vuelto al mundo real.."



Este tío es un crack de la crónica automovilística, un sakespeare con pluma de marca Alfa.

Zanks Regina.
Responder
#3
Gracias María, increible cómo admira Peter Windsor a Fernando y sabe muy bien de lo que habla.
Gracias de nuevo.

[Imagen: tiolavara.png]
Alonso: Sus voy a crujir vivooosssss.....
Un imbécil que lee mucho no reduce un ápice su imbecilidad. Si acaso, se convierte en un imbécil leído.
Responder
#4
Gracias.

Lo digno de resaltar es el hecho de que para este hombre, este profesional del mundo de la F1, lo más destacable, lo que realmente le impresionó fue Fernando y su actuación. No se fijó en la victoria de Hamilton, o en la buena carrera de Pérez.. para él sólo Fernando era digno de escribir un artículo como éste..
Responder
#5
Menuda descripción, felicidades y gracias por traernosla.
@rposep. FERNANDO ALONSO. " DADME UN COCHE QUE CORRA Y YO PONDRÉ EL RESTO".
Responder
#6
Gracias por la traducción, Regina.

Gran artículo. Aunque hay que puntualizar que el adelantamiento no fue en Lesmos, sino en la curva grande.

Un saludo!

[Imagen: Monza.png]
Twitter: @S_Arrows

Forza Minardi, Gracias por traernos al Nº1
Responder
#7
Gracias por el trabajo de traducirlo ;-)
-¿Qué coche fue el más rápido en Singapur , el Ferrari o el Red Bull?
Horner respondió:
"El nuestro"
-Y entonces , ¿por qué no ganásteis??
A los que respondió:
"Ya sabes , Fernando...."
Responder
#8
Me ha encantado, gracias Regina por dejar caer en el foro este pedazo de crónica "romántica".

Muy fan de tus sillas piter!!! Big Grin
Responder
#9
Genial transcripción gracias
Responder
#10
Da gusto leer estas cosas, gracias Regina
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)