Safety Car usa cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar nuestros servicios y mejorar tu experiencia, no se utilizarán para recoger información de carácter personal. Necesitamos tu consentimiento para que aceptes nuestras cookies, que podrás eliminar siempre que lo desees.


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Alonso sale del invierno
#1
Rainbow 
Arranca su quinto año en Ferrari tras unos meses de cauteloso trabajo para montar su equipo ciclista, ponerse en forma en la montaña y vida en Dubái

[Imagen: alonso--644x362.jpg]

El padre de Fernando Alonso, don José Luis, se dispone a repanchingarse en el sofá de su vivienda a las afueras de Oviedo y a extender su anatomía para procurarse comodidad con el pulgar pulsado sobre el canal 206 de la Sky. La televisión italiana de pago le permite juguetear con la realización, elegir cámara y desplazarse por los circuitos sin moverse de su asiento durante los fines de semana de carreras… Su hijo se pone en marcha. La Fórmula 1, cual muecín, llama a la oración a los nuevos fieles que han elevado a este negocio como el segundo deporte de España en audiencia. Alonso sale del invierno para medir las hechuras de su quinto Ferrari. A partir del próximo domingo en la esplendorosa Australia, punto de lanzamiento de la temporada de Fórmula 1, busca su tercer título con 32 años.

«Como siempre», «sin novedad», «no hay nada especial», «una rutina, ya sabes»... Se busque por donde se busque algún resorte noticiable en los diversos vericuetos del círculo íntimo del piloto, no hay resquicio posible. Fernando Alonso dirige su vida con discreción y cautela. Se mueve sin aspavientos, sin llamar la atención. Este año, su decimotercera presencia en el Mundial de F1, hubo una diferencia sustancial. El campeón español proyecta su entrada en el ciclismo con un equipo profesional.

Este plan le ha llevado de un sitio para otro durante el pasado diciembre. Una reunión con los dirigentes del Tour de Francia en París, un encuentro con el recién elegido presidente de la UCI, Brian Cookson, en Madrid, entrevistas con corredores y representantes para conocer el terreno que quiere pisar, acercamiento a los futuros patrocinadores con sede en los Emiratos Árabes, alguna videoconferencia transoceánica con fabricantes de bicicletas...

El equipo ciclista del piloto está encarrilado, según su mánager
Según cuenta su apoderado para todo, Luis García Abad, el conjunto ciclista está «encarrilado» para debutar en 2015 y pendiente de los plazos previstos por los estamentos ciclistas: ningún responsable directivo puede hablar con un corredor de otro equipo hasta el 1 de agosto y la comisión de licencias que debe incluir a Alonso en el mundillo no se reúne hasta el 1 de noviembre.
Su inmersión en el deporte de los pedales ha alterado algún biorritmo en el invierno de usos y costumbres del piloto. Como todos los diciembres, había programado una concentración en altura -en los Dolomitas, la parte sur de los Alpes en Italia- para oxigenar su cuerpo, cargarlo de glóbulos rojos y resistencia física para una temporada exigente de Fórmula 1 que concluirá a finales de noviembre.

Duro como el pedernal, el asturiano ha ejecutado unos meses intensos de ejercicio físico, en modo de triatleta pseudoprofesional. Jornadas de tres horas y 42 minutos en bici, más una hora y veinte minutos de carrera a pie, sesiones de natación y muchas pesas en el gimnasio. El piloto es la radiografía de un toro, pese a que los monoplazas de 2014 van mucho más despacio que sus antecesores y no exigen un rendimiento orgánico tan abrumador.

Pero Alonso se comporta como un espartano en esta faceta. Disciplinado y metódico, lleva muchos años adecentando su organismo a su gusto por el esfuerzo y el entrenamiento y a los planes de preparación al que le somete su fisioterapeuta de confianza, Fabrizio Borra. «Fabri», como se le conoce en el clan de Alonso, ha vinculado su vida a poderosos pasajeros de la Fórmula 1 (Patrese, Trulli), pero también a gigantes del ciclismo. Por su clínica de recuperación en Faenza pasaron Marco Pantani o Ivan Basso.

Por el calor, la comodidad social de un país en el que puede desplazarse en metro, o porque será el probable centro operativo de patrocinio de su equipo ciclista, Alonso se ha trasladado a Dubái unas cuantas semanas después del 7 de enero. En esa fecha aparcó su dedicación al equipo ciclista, lo dejó en manos de García Abad y empleó su energía en la Fórmula 1.

Ha pasado semanas en Dubái y ha logrado pasar inadvertido
En el emirato árabe ha pasado largas temporadas este invierno. Se instaló durante varias semanas en un apartamento cercano al centro de la ciudad, donde consigue pasar medio inadvertido entre una población que lo admira, pero no lo persigue. Tímido y reservado siempre, confesó en una entrevista a ABC que su sueño imposible consistía en «ser invisible». Lejos de los focos de la fama, el piloto se dejó ver en la puesta de largo del Tour de Dubái, nueva carrera en el calendario ciclista. Se fotografió con el estadounidense Taylor Phinney, compartió chanzas con Cancellara y le dedicó tiempo a su pasión ciclista como invitado vip de la carrera. En el emirato ha estado acompañado, según la disponibilidad de cada cual, por sus fisioterapeutas y hombres de total confianza, Fabrizio Borra y Edoaldo Bendinelli (casado con su hermana Lorena y padre de la única sobrina del piloto).
A principio de año, Ferrari establece un programa predefinido para el ovetense de asistencia obligatoria al simulador de Maranello. Si los responsables deportivos de la escudería italiana quieren entrenar algún aspecto concreto del coche, si precisan algún detalle para adaptar el bólido al estilo de conducción del piloto, éste tiene que coger un avión a Bolonia para mezclarse con el aparato que reproduce las condiciones de los circuitos de Fórmula 1 en una sala. Durante los entrenamientos de pretemporada en circuitos (Jerez y Bahréin), Alonso y el Ferrari han ofrecido un buen rendimiento, peor que Mercedes y mejor que Red Bull.

Es el Alonso de siempre, sin aditivos ni colorantes. Acomete su quinto año en Ferrari con la tenacidad conocida. «Tiene mucha ilusión y las ganas de competir de siempre. Nadie le obliga a nada. Y por dinero no lo hace», cuenta su padre, José Luis, en espera de conectar el canal 206. «Los caballos de carreras están para correr», dice, en precisa comparación, su representante Luis García Abad.

Alonso se ajusta el casco. La Fórmula 1 está de vuelta.

abc.es
No se construirá una nueva era con las armas,sino con las manos que las llevan
[Imagen: top.jpg]
#2
Un articulo sobre nada que te cuenta nada y que ha sido escrito cogiendo un par de tweets y noticias.

Lo del padre y el sofa me hace gracia, me pregunto si sabe lo que cocina la madre los dias de carrera.
#3
Muy interesante saber que su padre no está en los circuitos con Fernando pero si sigue los pasos de su hijo. No sabia yo eso de tener acceso desde la casa. Que alegria tener dinero para disfrutar cosas como estas Amazed
#4
(10-03-2014, 12:54)Faster than you escribió: Un articulo sobre nada que te cuenta nada y que ha sido escrito cogiendo un par de tweets y noticias.

Lo del padre y el sofa me hace gracia, me pregunto si sabe lo que cocina la madre los dias de carrera.

El padre no se, pero yo los dias de GP no se ni lo que me como. Si me ponen una ***** seca con salsa, me la como igual.

:-P


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)