Safety Car usa cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar nuestros servicios y mejorar tu experiencia, no se utilizarán para recoger información de carácter personal. Necesitamos tu consentimiento para que aceptes nuestras cookies, que podrás eliminar siempre que lo desees.


Calificación:
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
PADRES de la SANTA maFIA: YO CONFIESO
#31
(17-06-2012, 23:55)DE-ZETA-TE escribió: Hacía tiempo qué (como genialmente dice el Artista, que me encanta) no acometía una "gara alternativa" post-GP. Lo especial de este momento de esperanza y revindicación me ha animado a ello. Y las ganas de echar fuera, de una vez por todas, algunas cosas amargas de dentro.

Y esta vez me he explayado, pero bien. En mi línea habitual, pero algo más. Así que lo aviso, lo primero. Para que aquel que no tenga ganas de echarle un rato a esto, pueda cambiar de hilo.

Aviso tambien que esto es, sobre todo, una metáfora. Por tanto alguna hipérbole y licencia literaria me he permitido. No quiere ser un furibundo ataque a la FIA, a la FOM u  otros rivales, aunque algunas verdades en la cara creo que sí que se merecen, y así se las digo.

Y por último es una revindicación del español de a pié (nada de patrioterismo barato). Inspirada en un estupendo intercambio con otros queridísimos foreros, con Pérez Reverte y los Tercios de fondo, en el hilo Alonso ha vetado a Hamilton pero no a Vettel. Españolito qué, ni en los siglos XVI ó XVII, ni hoy en día, manda ni decide. Que solo trabaja, se esfuerza y cumple, pero que siempre paga las consecuencias de lo que otros por él deciden y manejan. Tema, desgraciadamente, de candente y dolorosa actualidad. Aunque no era mi intencion inicial, una segunda lectura y mensaje de corte social y político podéis sacarle a esto, simplemente cambiando el nombre y ocupación de los Próceres aquí nombrados, y el tema de fondo...

...al menos todavía podemos elegir nuestros Héroes y nuestros Villanos. Nuestros ejemplos y nuestras antítesis vitales y morales...

Ahí va pues una "gara" como dice Pablo, que os dedico a tod@s con cariño y que espero os guste...



"Venerables" Padres de la Santa maFIA Inglesa, y ahora también Alemana y Francesa.......


[Imagen: mafiapopes.jpg]

Como español y anónimo seguidor de nuestro Gran Capitán Don Fernando Alonso Díaz, aquí me tenéis. Sin miedo y sin pelos en la lengua, ni en la Tizona. Siempre tras su bandera, su espada y su espalda. En tanta hora feliz y ya lejana. Mas aciagas y amargas las más, en estos últimos y desventurados años. En los que jamás perdimos ni la Fe ni la Esperanza. Por más que tuvimos que pelear en injusticia, desigualdad e inferioridad, contra Todo y contra Todos. Contra Vosotros:

"En la vida real, cualquier gran empresa empieza y da su primer paso adelante por Fe". Schlegel

"Dudar, caer, arrepentirse, llorar, cansarse, reír, suspirar, levantarse; esto es la Fe". Autor desconocido

"En la Fe no hay espacio para la desesperación". Mahatma Gandhi

"Es propio de la Fe hacernos humildes en los sucesos felices, e impasibles en los reveses". Santa Clara


Ante el requerimiento y obligación que me impone vuestra Autoridad y Ley, que no Justicia; de buena gana acudo a vuestra presencia. Que no forzado ni preso. Que no coaccionado ni rehén. Y a la contra, feliz y gozoso de poder dar la cara ante este Tribunal de la F1 Inquisición. En este Juicio Sumarísimo (en el que a través de mi humilde e insignificante persona) se nos inquiere y exige a tod@s nosotr@s, seguidores del Gran Capitán, respuesta inmediata a vuestra perentoria demanda:


¿Por qué os levantáis? ¿Por qué volvéis a levantaros, si ya estábais muertos, enterrados y olvidados? ¿Por qué?


Confesaré mis muchos pecados de estos años de lucha, Doctos Padres. Todos ellos, sobre todo los 7 capitales. Cometidos sin freno ni mesura por este pobre pecador. Y contestaré a vuestras cuestiones, al final de mi alegato. PERO ANTES HE DE CONFESAR.


Y a vosotr@s herman@s del Viejo Tercio "Los Recios de Don Fernando": os pido que escuchéis mi (nuestra) confesión hasta el final. Tras este nuestro estandarte y con el permiso de nuestro Gran Maestre de Campo, Admin. Tened, contened y guardad el restallido y tronar, que acompaña a la descarga eléctrica, hasta que concluya el chispazo y se desvanezca el relámpago. Vuestro certero comentario, y justa ira, tendran su eco al final del alegato.

[Imagen: estandartesuperlittle.jpg]

"Fernando el Grande es el Rayo.
Asistimos a su Retumbante Trueno.
Una Terrible Tormenta se acerca."



Frente a vuestra AVARICIA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de GENEROSIDAD
Frente a vuestra ENVIDIA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de CARIDAD
Frente a vuestra GULA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de TEMPLANZA
Frente a vuestra IRA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de PACIENCIA
Frente a vuestra LUJURIA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de CASTIDAD
Frente a vuestra PEREZA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de DILIGENCIA
Frente a vuestra SOBERBIA, Señorías: yo confieso que hemos pecado de HUMILDAD

No les ha importado a Vuesas Mercedes, supuestos Próceres del Deporte del Motor, el Verdadero Talento. La Chispa Divina y Genial de los Ungidos por el Dios del Automovilismo. Se han dejado sus Señorías llevar por su deseo irrefrenable y avaro de ganancias, en forma de audiencias millonarias en la "Pérfida Albión" y la "Alamannen".

Esto, y la envidia, es lo que les ha llevado a ese indisimulado y mórbido deseo por un campeón (lo pongo, sí, en minúsculas) de apellido no hispano ni latino, siquiera eslavo. A esa gula, a esa desmedida glotonería porque los Campeonatos tuvieran ya elegido un nombre de resonancias norteñas, han añadido Sus Eminencias la Ira; odio, inquina, vehemencia y excesiva dureza con los unos. Por motivos nimios, cuando no fantasiosos, falsos, manipulados. Inventados a conveniencia de las cicunstancias, y de oscuros e inconfesables intereses. Y en frente, para los otros, la descarada inoperancia y parcialidad. La flagrante hipocresía y las normas inventadas, o rectificadas sobre la marcha. "Somos imparciales con las normas, con todos y en toda circunstancia"; "la próxima vez será sancionable"; "le hemos advertido seriamente"...

Con lujuria ha celebrado la Curia de la Fórmula 1 esos campeonatos (de nuevo con minúsculas), campeonatos que en el recuerdo y la memoria estaran siempre bajo la sombra de la sospecha. El demérito de las cosas prácticamente ya ganadas de antemano, casi pactadas. Dirigismo que lleva a lo más alto del Podium a quien ni su talento, ni sus escasas gracias y dones, le permitirían hollar jamás el Valhalla, el Olimpo de los Dioses del Automovilismo. Sólo su coche, y el favor del poderoso.

Y a más de tanta virtud demostrada, y una vez volada con pérfida pólvora la Muralla de los Auténticos Campeones, Vuesas Mercedes, con su pereza y desidia para con este Bello Deporte, lo han dejado caer definitivamente en la calificación de Gran Circo, a los asombrados e incrédulos ojos del Mundo. Qué tiempos más vulgares, en los que ya no se disimula la corta distancia entre los vocablos Formule One y Pressing-Catch / Wrestling...

Finalmente el peor de todos, la soberbia. El deseo de ser más importante y atractivo que los únicos verdaderos protagonistas: los Pilotos, los Ingenieros, las Escuderías. El pecado de Lucifer, que quiso ser igual a Dios. La creencia de que lo propio es siempre superior a lo del otro, y lo del otro sin valor ni mérito. El orgullo desmedido. La altivez en lo vano y vacío, que es vanidad. Y la opinión, exaltada a niveles desmesurados, que sus Señorías tienen sobre sí mismas; prepotencia, arrogancia, vanagloria fútil, solo basada en el despótico detentar de un poder dañino, pero pasajero...

Estas han sido las virtudes de sus Santidades, en estos últimos aciagos años: avaricia, envidia, gula, ira, lujuria, pereza y soberbia. Y como penitentes del Purgatorio de Dante, de rodillas en la Piedra, deben ustedes "Venerables" Padres recitar, ademas: deslealtad, traición, soborno, mentira, engaño, manipulación, robo, asalto y acaparamiento. Y lo que es peor, simonía: compraventa de gracias o cosas espirituales o cargos religiosos. O de temporales, inseparablemente anejas a las espirituales. Propósito de efectuar dicha compraventa. La simonía es una práctica ilícita y pecaminosa.

Aprendan, Doctos Doctores de la Santa maFIA, de Santo Tomás de Aquino: "...un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales..."

La Gloria Intemporal de los Grandes Campeones. La de Ayrton. La de Gilles. Por solo orgullo y maravedíes la han traicionado Vuesas Mercedes...


Llegados a este punto, en nombre de él no hablaré. Nuestro Capitán en todo lo que a continuación expongo, por mucho nos supera a much@s. Solo por nosotr@s, sus Soldados y Compañer@s de Armas, me atreveré a hablar....

A todas estas "honorables" actuaciones de vuestras Señorías, nosotr@s hemos respondido con todas estas gravísimas faltas, que a continuación enumero y confieso:

Generosidad: el hábito y costumbre de dar, entender y comprender a los demás. Les hemos dado audiencias récord en España, a pesar de las muchas tropelías y afrentas recibidas. Les hemos llenado los Circuitos de nuestro bello país, más que en ningun otro lugar del Ancho Mundo; no solo en los GPs, tambien en los Test de Invierno. Y hemos crecido, mucho pero mucho, como afición...

Caridad: hemos sido, como siempre, hospitalarios con todos los que a nuestro país han venido a disfrutar de la F1. En los Test y en los Grandes Premios. Hemos tenido empatía, y hasta amistad, con muchos de nuestros rivales; los Nobles, Grandes, y Gente de la de Antes. Nos hemos dolido con las desgracias y fracasos ajenos. Y a quienes nos faltaron gravemente, y a quienes lo siguen intentando de vez en cuando, aún les tendemos la mano. Que no de sincera, tonta...

Templanza: de infinito temple, a pesar de la justa indignación, ha dado muestras la mayor parte de la afición española. De final moderación, y poca memoria y rencor, a pesar de la gravedad y número de las ofensas recibidas. Y de mantener en los Límites de lo Honesto y de las Normas del Juego, el legítimo deseo, el insaciable anhelo de Victoria...

Paciencia: cinco largos años de Travesía en el Desierto. Una Gran Traición. Dos años de exilio voluntario, porque importaba más el trato como Persona que las posibilidades como Piloto. Un Gran Error y una Gran Decepción. Llevadas en mayoría con dolor, pero estoicismo. Con tristeza, pero entereza. Con resignación, pero orgullo. Y, sobre todo, con paciencia...

Castidad: esa arriba descrita es nuestra reciente Historia. Dura, cruel, pero necesaria para templar el carácter y darle sentido e importancia a todo lo ya logrado, y a lo que está por venir. ¿Quizás nos dejamos llevar a una excesiva locura, en el éxito de los primeros años? Si así fué lo hemos pagado con creces y largueza. Castidad en la espera. Moderación. Ya llega de nuevo nuestro momento...

Diligencia: imitándole a él. Esmero y cuidado con el que nos estamos preparando para la Gran Batalla, para el Gran Asalto. Trabajándolo concienzudamente. Con compromiso. Sin pereza. Con las metas claras y cumpliéndose en el tiempo. Con entusiasmo. Con corazón. Y con respeto...¿no me creen sus Señorías? Día a día lo demuestra, este Sacrosanto Foro...

Humildad: y no nos creímos ni mejores ni más importantes que los demas, en ningún aspecto como afición. Solo más privilegiados, con mucha más suerte, porque somos nosotros los que hemos sido tocados por la Gracia de Dios. Humildes, y doblemente generosos tambien. Porque si a nosotros la avaricia de Vuesas Mercedes nos ha restado gloriosas páginas de la Historia de la F1, a sus Señorías y palmeros su ceguera los ha privado del pleno disfrute de un Campeón Descomunal. De los que solo se ven cada 25 años. Más allá de las nacionalidades. Atemporales. Y Bellos, en su sola esencia. Y a pesar de intentar acallar (y escamotearnos) al mayor talento que ha visto el Mundo desde los tiempos de Senna, hemos seguido creciendo como afición, y hemos seguido creyendo que si Dios pilotase un F1 se llamaría Fernando...Y estamos dispuestos a compartirlo. Con tod@s. Incluso con Vuesas Mercedes...


Finalizo ya, sus Santidades, mi alegato, mi confesión. Una vez confeso y preparado para sentencia (que sé y soy consciente que será dura e inflexible) solo me queda dar cumplida respuesta a su inicial interrogatorio:

¿Por qué os levantáis?


Porque no sabemos vivir de rodillas. Somos Tercios Españoles. Y vivimos, peleamos y morimos de pié.

¿Por qué volvéis a levantaros, si ya estábais muertos, enterrados y olvidados?

Porque en 2007 nos enterrásteis, sí...pero vivos. Fatídico error el vuestro, que Vive Dios pagaréis muy caro.

HEMOS VUELTO DE LA TUMBA PARA VENGARNOS.
A VUELTA RÁPIDA...Y FRÍO FILO DE ACERO, DE ESPADA TOLEDANA.
A RITMO DE MARTILLO PILÓN...E INMISERICORDE PICA Y ALABARDA, EN LA LARGA DISTANCIA.
A DECIDIDO ADELANTAMIENTO...Y SECO ARCABUZAZO, EN LA CORTA.
A CUERPO A CUERPO...A DAGA, PUÑAL Y HACHA, SI ELLO ES NECESARIO Y VUESAS MERCEDES NOS FUERZAN.


¿Por qué?

Francisco de Quevedo sirvió en los Tercios:

..él ya os explicó hace siglos que os pasaba en realidad con los españoles, y que vamos a terminar haciendo los españoles con vosotr@s. Mejor de lo que jamás podrá exponer este humilde servidor del Rey de Todas las Españas:

"La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come."

"Quiere en las venas del Inglés tu espada
Matar la sed al Español sediento,
Y en tus armas el Sol desde su asiento
Mira su lumbre en rayos aumentada."


Y yo personalmente (y es el único mérito que me arrogaré) ya os advertí, una no muy lejana tarde de lluvia malaya:

Crónica alternativa GP de Malasia



ESPERADNOS. NO HUYÁIS. YA LLEGAMOS

[Imagen: adsfadsfa.jpg]
[Imagen: el_arte_de_la_guerra_sun_tzu_alatriste_t...rocroi.jpg]
[Imagen: dfdasfaa.jpg]

Imbatable ,, Imponderable ,,, ,,,,,,,,, Wink Wink Wink
en ningun momento ser Safety responde a un fenomeno de modas ,,
grande este foro por lo que contiene ,,mucho Corazon y muchos guevos ,,!!!!!!!!!!!!!!!!!
olé tu  ,, Capi ,,!!!!!!!
[Imagen: attachment.php?aid=449]


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)